Conocer amigos

Todavía recuerdo el día que encontré aquella revista llamada segunda mano en la que descubrí una sección llena de contactos para conocer gente. Tan solo dejabas un mensaje en un contestador de teléfono y te describias. Pues así es como conseguí mi primera cita con un chico y con el que duré cuatro años. Luego la llama se fue apagando. Pero antes contacté con otras personas, con las que tuve mis primeras experiencias sexuales. Me acuerdo que cada vez que quedaba con alguno era toda una aventura para mi y en el fondo me divertía, conocía gente maja y me lo pasaba bien, con algunos solo me tomaba un simple pero delicioso cafe en la ciudad o donde quedasemos y con otros practicabamos guarrerias. Con otros nos reiamos de la vida fumando y bebiéndonos una cerveza. Eso de irte a un pueblo que no conocía ni que había estado anteriormente me atraia, para mi fue liberador.

Pero llegó el día en el que conocí al chico con el que iba a estar durante los próximos 4 años, al principio como en casi practicamente en todas las relaciones casi todo fabuloso y genial, pero a medida que nos ibamos conociendo iban surgiendo los roces y las diferencias. Hasta que decidimos, bueno más bien decidí, dejar la relación.

Volví a estar solo, pero con ganas de salir, ligar y conocer a mucha más gente que anteriormente. Era la era de internet, y la gente acudía a los cibercafes para chatear con otras personas y conocerse. Gracias a una chat gay muy famoso contacté con otros chicos y chicas, con los que me reunía religiosamente casi todos los fines de semana, comenzabamos los viernes, quedabamos en un bar y nos tomabamos algo todos juntos para luego salir a bailar a alguna discoteca. Al día siguiente mismo proceso pero todos más cansados. El domingo descansabamos ;) Pero también llegó un momento en que dentro de mi se apagaba esa necesidad de diversión desnfrenada, buscaba algo más. Y acudí a internet, y al fomoso chat el cual frecuentaba bastante. Un día chateando con un chico comenzamos una pequeña amistad, que cada día la ibamos haciendo más grande e importante, estuvimos cerca de tres meses chateando y hablando a través del chat. Hasta que un día de primevera nos conocimos y fuimos a una playa para pasar la tarde, hablando y besandonos, una día totalmente inolvidable, luego fuimos a cenar.

A raiz de toda esta experiencia, siempre he querido ayudar a otras personas a que puedan conocer y hacerse amigos de otras, con la finalidad de amistad, amor o cualquier tipo de relación.

© 2019